Páginas

sábado, 21 de julio de 2012

Somos muy comodones.

     Las huelgas y manifestaciones se han convertido en algo habitual debido a la crisis, a los despidos, a los recortes...etc pero pese a esto seguimos sin poner mucho de nuestra parte, a lo que me refiero es a que criticamos a los políticos pero en el fondo de todo seguimos haciendo lo que estos nos mandan y pensamos que es lo que queremos.

     Al aparecer en las noticias manifestaciones vemos que hay cientos de españoles apoyándolas participando en ellas en distintos puntos del país, gritando y llevando carteles en los que se insulta al político y se da a conocer lo poco que gusta que estén ahí, pero nos tienen como a perros, estamos atados a una correa que aflojan y recogen a su gusto. Yo no estoy en contra de las manifestaciones y lo que estas dan a conocer y las huelgas que se producen se producen por algo y no por pequeñeces, pero tenemos que usar la cabeza porque incluso en las huelgas y manifestaciones que es donde pensamos que tenemos el poder y que el gobierno acaba siendo de una manera u otra perjudicado somos engañados y utilizados también, porque estas manifestaciones la proponen CCOO y no nos olvidemos que siguen siendo políticos y que en muchas de ellas se les ve "apoyando al pueblo", pero si estamos tan en contra de los políticos ¿por qué no somos capaces de organizar manifestaciones y huelgas por nuestra cuenta y esperamos a que CCOO u otros las organicen?

     Nuestros antepasados organizaban huelgas y manifestaciones cuando algo no era habitual y los políticos querían aprovecharse del pueblo, cuando una empresa empezaba a despedir a multitud de trabajadores...etc por ejemplo, las huelgas que se hacían años atrás eran huelgas totales, no había nada de servicios mínimos, si estas en huelga estas en huelga y colapsas todo y no haces una huelga "light" en la que hay un horario de inicio y otro de finalización, ni un horario con servicios mínimos porque así lo único que se hace es conseguir detenciones puntuales y temporales entonces los políticos saben que eso va a acabar y que la gente llegara al trabajo, un poco más tarde pero llegará y en el fondo no se consigue gran cosa y esto es lo que hay que cambiar, demostrar de verdad que estamos hartos, que queremos cambios y los queremos ya, que aunque un político proponga una manifestación no vaya nadie, porque el pueblo ha organizado otra por su cuenta otro día y no va a dejar que un político se intente hacer amigo de la gente cuando el esta haciendo y aprovechándose de lo que la gente se esta quejando, que respecto a la comparación de antes esta situación es "el aflojar la correa" y hay que demostrar por principios y por orgullo que no tenemos correa, que no tenemos dueño porque somos dueños de notros mismos.

     Hay que demostrar que somos capaces de hacer las cosas por  nuestra cuenta y que no necesitamos ningún tipo de "acercamiento" por parte de alguien del cuyo oficio y salario nos estamos quejando, porque nos estaremos quedando sin dinero pero somos millones y ellos son menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario