Páginas

miércoles, 29 de agosto de 2012

¿La tomatina no debería llamarse "La tiracomida"?

     Nos quejamos mucho de la situación económica del país, vemos gente que está en la calle porque no tiene dinero ni para comer, países en los que millones de personas mueren de hambre...etc, pero aquí en España se celebra una "fiesta" de interés internacional que este año ha recibido a 40.000 personas y que consiste en tirar o mejor dicho, en malgastar, 120 toneladas de tomate.

Cartel de la tomatina 2012
     Lo cierto es que vivimos en un mundo hipócrita, en el que se intenta erradicar la pobreza y el hambre en el mundo, pero se permiten fiestas multimillonarias donde se compran botellas de champagne a un precio desorbitado para rociar a otras personas, o fiestas como en la que me gustaría centrarme en este artículo, una fiesta que tiene lugar en Buñol, un pueblo de la comunidad valenciana, donde se desperdician 120 toneladas de tomate (120.000 kilos de tomate), esta fiesta consiste en tirarse tomates entre todos los participantes, 40.000 este año. Con este tipo de fiestas no consigo llegar a la explicación de porque se quejan de la crisis cuando están tirándose entre ellos cantidades inmensas de tomate, un producto que si lo que quieren es distribuirlo gratuitamente, que lo distribuyan en los comedores sociales que hay en toda España, que los repartan entre los indigentes que no tienen para comer o que lo lleven a países donde mueren millones de personas de hambre, pero es que eso no estaría bien porque ayudar a los demás no es sinónimo de fiesta.

Foto tomada en la tomatina.
Esta "fiesta" lleva celebrándose desde 1945, un total de 67 años en los que se han malgastado y desperdiciado cantidades inmensas de alimentos que podrían haber servido para salvar miles o incluso millones de vidas, pero no es solo tomate lo que se malgasta, todas las calles quedan cubiertas de tomates y esto hay que limpiarlo para lo que se usa agua, por lo que se malgasta muchísima agua para limpiar algo que podría haber sido utilizado para ayudar a otro y si además, le sumamos a la ayuda que proporcionaría esa cantidad de tomates el agua que se desperdicia, quien sabe cuantas vidas se habrían podido salvar, pero esto significaría que no habría fiesta y eso no se puede permitir así que lo fácil es llevarse las manos a la cabeza cada vez que salen datos de gente que no tiene para comer o beber y pensar en como ayudarles sin  quitarnos a nosotros el "privilegio" de una "fiesta" donde se desperdician toneladas de tomate y litros y litros de agua, que por la misma regla de tres, esos tomates podrían convertirse en compost para hacer huertas y ese agua podría ser el que las regase consiguiendo muchos mas alimentos para gente que no tiene nada que llevarse a la boca, tanto de este país como de otros países cuya situación es pero que la de España en lo que a alimentos y muertes por no disponer de ellos se refiere.

     Estoy seguro que no soy al único que se le ocurren estas soluciones alternativas con las que ayudar a gente que no tiene nada, pero parece ser que estas soluciones solo se nos ocurren a los que no podemos hacer nada para remediarlo, ¿o acaso se les ocurre a los qué pueden hacer algo pero no quieren? no lo sé, ni sé si algún día alguien lo sabrá o habrá hecho algo para acabar con tanto hipócrita que solo habla y no hace nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario