Páginas

sábado, 30 de enero de 2016

¿Qué es lo que nos construye nuestro futuro personal?

     La educación, la familia, nuestros gustos, preferencias, constitución, etc. Hay muchos factores que nos influencian en nuestra vida y que repercuten de una manera u otra en nuestro futuro ya sea profesional o personal, pero en este caso me gustaría tratar el futuro persona, el como seremos como personas en un futuro más o menos lejano y que es lo que nos llevará, en gran medida, a ser de esa manera.

Todo se resume en estudiar la situación y elegir correctamente.
Crédito: g.cdn.ecn.cl
     Al igual que para el futuro profesional hay muchos factores condicionantes, pero en el caso de nuestro futuro como personas recae mucho peso, casi siempre sin darnos cuenta, en nuestras decisiones. A lo largo de nuestras vidas encontraremos circunstancias en las que tendremos que decidir una u otra cosa, y habrá ocasiones en las que nos será más fácil tomar una decisión y no la otra sin significar esto que por ser más fácil sea lo correcto. Es más, habrá casos en los que frente a una decisión para la cual pensamos que debemos decidir "si" o "no" y en lugar de eso simplemente huimos, no quiere decir que no hayamos decidido y que por lo tanto eso no repercutirá ni bien ni mal a todo el mundo que afecta dicha decisión, ya que nuestra decisión ha sido "huir".

Decidir, bien o mal pero nunca huir.
Crédito: uspg.edu.gt
     Todas las decisiones que tomemos, buenas o malas, son las que irán formándonos como persona inconscientemente. Esto es porque debido a esas decisiones nos rodearemos de unas o de otras personas, meteremos más o menos la pata, haremos una serie de actividades u otras, seremos felices o infelices. Como todo, lo fácil sería saber que decisión debemos tomar en cada momento, pero eso tampoco sería lo que todo el mundo haría, ya que muchas veces no queremos coger la decisión fácil o la decisión correcta, o bien por cabezonería, o bien por el simple hecho de que dudamos, ya sea de nosotros mismos o del resto.

     Decidir es algo que cuesta y que hay que pensarse dos veces los pros y los contras de tomar una u otra decisión, ya que es la sucesión de decisiones las que construye nuestro futuro, pero una cosa hay que tener clara, jamás hay que huir de una situación que nos plantea una decisión más o menos difícil, más o menos cómoda. Siempre se debe sacar pecho y estudiar la situación o dejarnos llevar, pero desde luego jamás huir. Muchas veces intentamos no hacer daño con nuestras decisiones, eligiendo la opción de "huir" sin darnos cuenta que esta puede ser la que más daño haga.

jueves, 28 de enero de 2016

Urdangarín y compañía.

     Hace ya 4 años casi que en este blog se publicó el artículo "Polémica Urdangarín" y la cosa sigue igual. Este chorizo sigue en la calle y quien sabe cuanto más pasará hasta que pise la cárcel. Si es que llega a pisarla.

El paso de los años pasa factura a Urdangarín.
Crédito: estrelladigital.es
     Los años pasan y su físico se ve afectado, más canas, más arrugas, un gesto más cansado, etc, pero solo es esto lo que ha cambiado. Si observamos como estaba hace 4 años, cuando se publicase dicho artículo en este blog, poco más ha cambiado. Esta persona ha seguido cobrando sus sueldos y se le ha permitido vender inmuebles, algunos por unas cantidades desorbitadas , lo cual podría ser utilizado más adelante para pagar una posible fianza. Tanto para él como para su esposa, nada más y nada menos que la Infanta de España Cristina de Borbón. Estamos hablando de que esto ha salpicado nada más y nada menos que a la Familia Real, un escándalo de robo y estafa en el que la Familia Real está involucrada. Esto es lamentable y asqueroso, ¿cómo es posible que nada más y nada menos que la Familia Real se encuentre con estos titulares?, ¿en qué clase de país vivimos?y toda vía se les concede privilegios como darles tiempo para vender sus inmuebles y conseguir dinero de un sitio y de otro, con la cantidad de pruebas que hay. De chiste.

Algunos de los titulares que acompañaron a la Infanta.
Crédito: teinteresa.es
     Hace poco se ha sabido que se les ha vuelto a permitir proceder con la venta de dos apartamentos de 65 metros cuadrados, cada uno, ubicados en un edificio moderno en una de las zonas más caras de Palma, a menos de un kilómetro del Palacio Marivent y de segunda linea del paseo Marítimo, valorados en 250.000 €. Estás personas, junto con todo el personal que estuvo involucrado en el caso Nóos, son delincuentes, ladrones y estafadores, por lo que tendrían que estar encarcelados desde el primer día en el que se destapó todo. Es más, en el caso de algunos de los involucrados con determinado color azulado real en su sangre y familia más que cercana, deberían ser condenados con una sanción muchísimo mayor porque, según parece, no les sirve estar ya podridos de dinero, sino que encima tienen que robar y estafar al ciudadano de a pie que es el que tendrá que pagar las consecuencias, de una manera u otra, de todo esto.

     Sinceramente, esto es muy triste, lamentable, asqueroso, bochornoso y vergonzoso. No solo para la Familia Real y para todos los que han sido descubiertos, si no que para los que llevamos la nacionalidad española también. Que nuestra "realeza" esté involucrado en algo como esto es, lamentable.